Metallica versionando

Written by  on marzo 13, 2013 

Lo cierto es que es raro que me guste más la versión de una canción que la original Por mucho que la revisión de otros pueda llegar a mejorarla, suelo quedarme con la original. Tal vez esa extraña manía provenga de una adaptación a las pistas de baile de “Enter Sandman” que, hace unos cuantos años, alguien perpetró.

Pero no me apetece hablar hoy de temas de los californianos que hayan versionado otros artistas, que podría, ojo: Apocalyptica, Korn… ¡Incluso Lucie Silvas! La idea es hablar de canciones que Metallica ha revisado y, en algunos casos, he de reconocerlo por mucho que me pese, mejorado.

Como todos los artículos que escribo últimamente, no voy a seguir ningún criterio más allá de mencionar los que me más me gustan y en el orden que me apetece, de modo que si alguien considera que no he incluido alguna versión crucial en la historia de la música, que lo diga, pero para sus adentros, porque le va a dar igual.

De 1972 a 1998

La primera de las revisiones de las que voy a hablar, como va a ser el caso de todas, se encuentra en el álbum “Garage Inc.”, de 1998, en el que la banda recogía temas de grupos que habían influido en su trayectoria.

Se trata de una canción basada en otra tradicional irlandesa que me ha acompañado en mis, como dirían mis paisanos “Los Suaves”, “Noches de humo y alcohol”: la versión que recogió y revisó Metallica es la de Thin Lizzy. Con todas estas pistas, muy probablemente no sea necesario decir siquiera el título, pero, por si acaso, allá va: se trata de “Whiskey in the jar”, que le valió un grammy a los angelinos.

Algunos intérpretes inolvidables

Cantada, además de por la banda de los míticos Phil Lynott y Gary Moore, por innumerables formaciones de todos los estilos, como Peter, Paul and Mary, The Dubliners, The Shatilla Shakers The Pogues, The Irish Rovers, The Highwaymen, King Creosote, Clancy Brothers, Roger Whittaker, Tommy Makem, Poxy Boggards, The Limeliters, y The Brobdingnagian Bards.

Thin Lizzy la revisaba en 1972 y a adpataba el metal. En ellos se inspiraban, además de Hetfield y compañía, grupos como U2, Pulp, Smokie, Belle & Sebastian, The Grateful Dead y Gary Moore. Casi na’ al aparato.

“Musha rig um du rum da”

La letra habla de un bandolero que es traicionado por una mujer, no está muy claro si su consorte o su amante, y en cuanto al esribillo, “Musha rig um du rum da / Whack fol the daddy O / Whack fol the daddy O / There’s whiskey in the jar”, la parte quizá más conocida del tema, salvo el último verso, no tiene traducción: es una forma de improvisación vocal, que consiste en juntar fonemas para formar algo parecido a palabras.

Como siga así, agoto el espacio que me he concedido para el artículo y no hablo de otras versiones de clásicos que aparecen en “Garage Inc.”, lo cual no sería malo, pero podrías cansarte de leer, de modo que nos vamos con otro tema.

Más y difícilmente mejor

Como ya no quiero extenderme mucho más, hablaremos de una sola canción, y ésta será… (me cuesta elegirla, no te creas) Sabbra Cadabra de Black Sabbath. Por ningún motivo en especial y por todas cuantas razones quieras encontrar.

Porque la banda de Tony Iommy, Geezer Butler y (el gran) Ozzy Osbourne son parte fundamental de la historia de la música contemporánea, importantes e influyentes más allá de cualquier estilo o corriente; porque no se entiende a Black Sabbath sin este tema, porque un servidor encuentra que es un temazo  bestial y no quiere dejárselo en el tintero… los motivos pueden ser muchos.

Canción de amor hechizado

Otro de los motivos por lo que destaco esta esta canción es el absoluto buen rollo que destila su letra. Habla de que (quien canta) está enamorado de una dama que lo tiene loquito, hechizado. Tomo una estrofa al azar:

“Feel so happy since I met that girl / When we’re making love / It’s something out of this world / Feels so good to know that she’s all mine / Going to love that woman till the end of time”. Una traducción más o menos afortunada sería: “Me siento tan bien, desde que conocí a esa chica / Cuando estamos haciendo el amor / Es algo fuera de este mundo / Me sienta tan bien saber que es sólo mía / Voy a amar a esa mujer hasta el final de los tiempos”.

Causas y efectos

Han sido sólo dos ejemplos, pero suficientes, creo, para dejar claro que un fenómeno por monstruso que sea, no se da aislado de los demás. Del mismo modo que no se entendería el fenómeno trash metal sin Metallica, Pantera, Sepultura… No se entendería a Metallica sin la New Wave of British Heavy Metal, y a ésta sin Jethro Tull, UFO…

¿Sigo? Podría acabar en la Prehistoria con un Homo Sapiens golpeando rítmicamente dos palos, que, si lo pensamos, no es muy diferente de lo que hacen ciertas formaciones de música dance hoy en día…

Category : Albums

Tags :