Greenpeace muestra su preocupación

Written by  on noviembre 21, 2013 

Con el anuncio del concierto que Metallica ofrecerá el mes que viene en la Antártida, ha salido a la palestra la polémica el daño medioambiental que puede producir en aquel lugar ese evento. Este concierto tan especial está patrocinado por una marca muy conocida de refrescos.

Muchos esperarían colas para comprar las entradas, pero en realidad lo que tendrán que hacer es apuntarse a un concurso que está disponible en diferentes redes sociales. Solamente unos pocos tendrán la suerte de poder compartir con su grupo favorito un concierto singular, diferentes y en un lugar remoto.

Algunos estarán encantados de que un grupo musical de estas características haga algo diferente al resto del mundo, pero no todos están tan contentos de que se celebre en un lugar protegido como es la Antártida. Está claro que no siempre llueve a gusto de todos, a veces, los intereses de unos van en contra de los del resto.

antartica

Antártida

Las palabras de los expertos

En estas situaciones de desacuerdos, lo mejor es acudir a aquellos que de verdad conocen el tema, a aquellos que de manera más objetiva posible, dan una respuesta a unos y a otros. Según un ingeniero de la asociación Greenpace de Chile, Samuel Leiva, ingeniero ambiental de profesión de profesión y recoge la web www.fortindelcaballero.com:

“Por el momento, a primera vista, la información que tenemos no nos permite tener una preocupación obvia, los detalles del protocolo de protección ambiental están siendo atendidos. Estoy cambiando opiniones con especialistas del mundo para ver el resultado de nuestra preocupación en relación a este concierto”.

Además sostiene que el documento que firmaron más de 50 países debe ser respetado y cumplido por aquellos que decidieron unirse a el. En el se decía que el continente era cedido a la ciencia y la investigación y por tanto, “banalizarlo con un concierto de rock, podría dar la impresión de que el continente está abierto para cualquier bobada”.

Puede convertirse en un referente para otros

Según dice Leiva, el problema es que puede ser referente para que otras actividades decidan hacer exactamente lo mismo. Siendo esto así, si otras iniciativas deciden hacer lo mismos, entonces si puede a ver riesgo para el medio ambiente y su protección.

Al fin y al cabo, ya existen países que están impidiendo la protección de algunas zonas de la Antártida. En esta situación, la asociación ecologista más famosa del mundo espera ahora una respuesta de las autoridades internacionales.