Música

El sonido de “One” al guzheng

Written by  on octubre 2, 2014

Creo que van a pasar unos días  hasta que el diámetro de mi boca se reduzca a dimensiones normales y vuelva a ser capaz de parpadear. La culpa la tiene el vídeo que te dejo a continuación. Luego te cuento.

Lo cierto es que desde que oí  una revisión dance de “Enter Sandman” (escalofríos me dan, todavía) le juré odio eterno a las versiones. Supongo que es porque la edad atempera pasiones o porque me estoy volviendo algo bobo, pero con el tiempo ese rechazo frontal se ha ido convirtiendo en precaución a la hora de acercarme a las reinterpretaciones de unos u otros temas.

La verdad es que encuentro que he salido ganando, descubriendo temas como “I want out”, de Helloween, en la visión que de él ofrece, por ejemplo, Sonata Arctica; los inconmensurables instrumentales de Apocalyptica; o, a otro nivel, la versión cafre que mis amiguetes de Verttigo tienen por ahí del tema de Roxette “The look”.

Lo que dan de sí 21 cuerdas

Sin embargo, lo de esta mujer supera todo calificativo: Michelle Kwan es una virtuosa del guzheng, un instrumento chino de 21 cuerdas, que se pulsan con los dedos y producen el sonido característico que el tópico (inculto) occidental asimila a la música tradicional china. Pues bien, esta joven acepta desde su canal de Youtube cuantos retos musicales se le ocurran a sus seguidores.

De este modo, ya ha versionado temas como, además de “One”, “Sweet child of mine”, de Guns and Roses o (brrrfff, ¡qué escalofrío!) “Gangman style” de PSY… Y sigue a la espera de que los internautas le propongan un reto que consideren imposible para sus veintiuna cuerdas, diez de dos y un talento que parece ir más allá de lo humano.

One… more time

Insisto en que me tomo las versiones con cuanta precaución y distancia pueden tomarse. De este modo cuando, navegando por la red, me topé con la noticia sobre Kwan casi la paso por alto. Llámalo intuición. Llámalo suerte. Llámalo que no tenía nada mejor que hacer. El caso es que cuando empecé a escuchar los arpegios de la intro me supe perdido.

Y así fue: las melodías y acordes que brotaban del exótico guzheng resultaron más hipnóticas que nunca y me encontré siguiendo el ritmo, tarareando en incluso berreando –lo mío no merece el nombre de “cantar”- “Landmine / has taken my sight, / taken my soul (…)”.

Michelle Kwang, como la patinadora, sólo que esta no patina -que yo sepa- y es de Vancouver. Me quedo con el nombre.

Disco de Metallica en la cuarta base

Written by  on agosto 6, 2014

Si hay algo que me caracteriza es que soy como un perro de presa que cuando encuentra la feromona no la suelta, una hormiga que sigue el rastro de la hilera, Holmes tirando del hilo hasta llegar al meollo de la cuestión. Eso combinado con una devoción por Metallica que roza la obsesión y unas ganas de que salga el disco que ríete tú de las que le tenía el Tommy Lee a la Pamela la noche de bodas, ha hecho que tire de archivo recopilando las declaraciones de los miembros del grupo sobre la posible fecha de publicación. Read more…

Metallica “leventando” los “Glammy”

Written by  on enero 28, 2014

No vale darle vueltas, mon ami… hay cositas que sólo le salen bien a Metallica. Estaba pensando en la delicia en todos los sentidos que los de San Francisco ofrecieron en los Grammy 2014. Y es que, en colaboración con el pianista Chino Lang Lang, nos regalaron una versión de “One” que… ¿Dónde hay un diccionario, que no encuentro un calificativo para lo bestial que fue aquello?

No era, naturalmente, la primera ni la única actuación de James y compañía en la entrega de estos premios. Pero estoy convencido de que este “One” va a pasar a la historia de la música. Por lo musical. Por lo visual. Por todo.

Read more…

Versionando a Metallíca

Written by  on diciembre 11, 2013

En muchas ocasiones los autores o intérpretes de un tema poco o nada pueden hacer ante las diferentes versiones que otros artistas deciden hacer de sus éxitos más conocidos. En la mayoría de las ocasiones los derechos de las canciones pertenecen a la discográfica la cual los cede por una cantidad prefijada sin controlar demasiado a quién lo hace.

Poderoso caballero es don dinero, podríamos decir, aunque el refrán de que la ignorancia es muy atrevida también podría encajar perfectamente en algunos de los temas que voy a comentar a continuación. Algunos son francamente espeluznantes, otros no son ni buenos ni malos aunque si del todo innecesarios y alguno incluso iguala o mejora el original.

Read more…

A mí, que me lo expliquen

Written by  on agosto 21, 2013

La verdad es que estoy tan decepcionado que apenas me salen las palabras. Supongo que hasta los genios tienen derecho a equivocarse o tener un mal día, pero esto, no. Metallica, no, por favor. Ha sido un amigo quien me ha abierto los ojos y ahora puedo cerrarlos, así como tampoco la boca, en una “o” permanente.

Ciertamente, y aunque cuando se habla de música me considero omnívoro, no tengo por costumbre escuchar punk-metal. No es que no me guste, sino que no me llama la atención. El caso es que un amigo, Carlos, sabedor como es de que soy (no sé si decir “era”) un fan acérrimo de Metallica, me recomendó un grupo californiano llamado “Excel”.

Cuando un amigo me recomienda un disco, no pregunto: lo escucho y luego le suelto una chara de media hora sobre influencias anteriores y posteriores, melodías, armónicos, lo divino, lo humano y lo televisable. Y ese era el plan. Era.

Aprovechando el vacío emocional

Se trata de un álbum de 1989 llamado “The joke’s on you”. El punk cañonero de Adam Siegel (sí: te suena) y Greg Saenz discurría por mis tímpanos y los de medio vecindario cuando llegó el cuarto tema del disco “Tapping into the Emotional Void”.

“Pero… ¿Y esto? –me dije- Espera, espera, espera… Este álbum NO PUEDE ser de 1989”. Metallica sacaba el álbum negro dos años más tarde y el riff de “Enter Sandman” ya lo habían publicado estos tíos. Vuelta a escuchar el tema de los punkies y vuelta al de los thrashers. Que no hay duda, vaya, que la melodía es casi la misma.

¿Puede ser que…? ¿Y no será…?

En estos casos, uno trata de buscarle explicaciones alternativas… ¿Es posible que Kirk ya tuviera en la cabeza la melodía y la compartiera con alguien más? ¿Puede que el sonido les llegara a los miembros de la otra banda de alguna otra forma y se decidieran a grabarlo, sabiendo de algún modo que Metallica tardaría un tiempo en sacar el tema? ¿Puede…? ¿Es posible…? ¿Tal vez…?

… En el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española se define plagio como la acción de “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”. Y el riff de Enter Sandman / Tapping into the Emotional Void es, evidentemente, una parte fundamental de estas obras.

Cabe, como no, la posibilidad de que la copia haya sido accidental, involuntaria ¿Cómo dices? ¿Que no diga tonterías? Vuelve a escuchar el tema de Excel, pero prestando atención a la melodía de la letra a partir de 1’22” (más o menos). Y ahora ponte “Seek and Destroy”, la parte cantada…

¿!Pero qué broma es esta!?

Nada más importa

Written by  on julio 23, 2013

Aunque cuando salió a la venta “Nothing Else Matters” le valió a Metallica durísimas críticas (entre ellas, las mías) por haber cambiado de forma tan brusca el poderoso sonido thrash que los caracterizaba, reconozco que fue la primera de las canciones de los californianos con la que me atreví en la guitarra. Tal vez por eso, o tal vez porque es, efectivamente, un tema descomunal, me apetecía compartirlo contigo.

Hablamos de una balada que se lanzó como tercer sencillo del álbum “Metallica”. El tema alcanzaba el puesto número once en el Billboard Mainstream Rock Tracks y entraba entre los diez más importantes en una buena cantidad de listas de éxitos a lo largo y ancho del Planeta. Versionada en más de cuarenta ocasiones, el tema se ha incluido como pista jugable en “Guitar Hero: Metallica”.

Aunque en los créditos aparezca como una canción de “Hetfield/Ulrich”, al parecer fue James quien compuso el tema: estaba hablando por teléfono con su novia y, comoquiera que sólo le quedaba una mano libre, tocaba las cuerdas de la guitarra al aire, en un acorde de mi menor.

Canción de amor en la distancia

En la letra también tiene algo que ver la chica de James, ya que habla de los lazos que ambos comparten un cuando están lejos. Esta es:

So close, no matter how far

Couldn’t be much more from the heart

Forever trusting who we are

and nothing else matters

 

Never opened myself this way

Life is ours, we live it our way

All these words I don’t just say

and nothing else matters

 

Trust I seek and I find in you

Every day for us something new

Open mind for a different view

and nothing else matters

 

never cared for what they do

never cared for what they know

but I know

 

So close, no matter how far

Couldn’t be much more from the heart

Forever trusting who we are

and nothing else matters

 

never cared for what they do

never cared for what they know

but I know

 

Never opened myself this way

Life is ours, we live it our way

All these words I don’t just say

and nothing else matters

 

Trust I seek and I find in you

Every day for us, something new

Open mind for a different view

and nothing else matters

 

never cared for what they say

never cared for games they play

never cared for what they do

never cared for what they know

and I know

 

So close, no matter how far

Couldn’t be much more from the heart

Forever trusting who we are

No, nothing else matters.

Lo que viene siendo:

Tan próximos sin importar la distancia

No podría ser a mucho más del corazón

Eternamente confiando en quienes somos

Y nada más importa

 

Nunca me he abierto de esta forma

La vida es nuestra, la vivimos a nuestra manera

Todas estas palabras no las digo porque sí

Y nada más importa

 

La confianza la busco en ti

Cada día para nosotros algo nuevo

La mente abierta a un punto de vista diferente

Y nada más importa

 

Nunca me interesó lo que hacen

Nunca me interesó lo que saben

Pero yo sé

 

Tan próximos sin importar la distancia

No podría ser mucho más de corazón

Eternamente confiando en quienes somos

Y nada más importa

 

Nunca me interesó lo que hacen

Nunca me interesó lo que saben

Pero yo sé

 

Nunca me he abierto de esta forma

La vida es nuestra, la vivimos a nuestra manera

Todas estas palabras no las digo porque sí

La confianza la busco en ti

Cada día para nosotros algo nuevo

La mente abierta a un punto de vista diferente

Y nada más importa

 

Nunca me intereso lo que dicen

Nunca me intereso los juegos a que se dedican

Nunca me intereso lo que hacen

Nunca me intereso lo que saben

Y yo se

 

Tan próximos sin importar la distancia

No podría ser mucho más de corazón

Eternamente confiando en quienes somos

Y nada más importa.

Una decisión muy sabia: publicar la canción

En principio, la idea no era publicar la canción, puesto que era un tema que James había escrito de forma privada, pero cuando Lars la oyó convenció a su amigo de publicarla en el Black Album.

Como apunte técnico, hay que decir que se trata de una de los pocos temas del cuarteto en el que es James y no Kirk quien toca el solo de guitarra, de modo que es una de las dos canciones en las que no aparece Hammet desde que aterrizó en el grupo.

Lo ridículo de la censura

El videoclip fue dirigido por Adam Dubin y se estrenaría en MTV el veintiséis de febrero de 1992. Básicamente, es un montaje con imágenes tomadas de la grabación de la película documental “A Year and a Half in the Life of Metalllica”.

Hay que decir que la cadena musical no emite el vídeo en horario diurno debido a que en él aparecen desnudos –en las páginas de la revista Playboy, que se hallaban en el estudio de grabación-. A este respecto, en 2006 también se censuraron, y también por exhibir desnudos, los carteles de un recopilatorio de la banda, así como los vídeos “Turn the Page” y “Whiskey in the Jar”.

“Nothng else matters” se ha convertido en una de las piedras angulares de los directos de Metallica, aunque en los conciertos sufre variaciones, como el solo con el que Kirk introduce el tema o el hecho de que en lugar de coda se enlace con “Enter Sandman”. Además, al empezar el primer verso, James se queda solo tocando y el resto de la banda no entra hasta después del estribillo.

Las mejores canciones de metallica

Written by  on junio 6, 2013

Hemos contado hasta Metallica mejores canciones , destacamos mejores solos de guitarra de Kirk Hammett y un listado de las líneas de bajo más memorables del difunto Cliff Burton.

Pero ahora es el momento de dar el baterista lo suyo – es cierto, estamos celebrando el trabajo del primero y unico, Lars Ulrich .

Sin Ulrich, nunca habría sido creada Metallica. Sin él, Metallica nunca habría conseguido su primera canción, “Hit the Lights”, de Metal Blade Records primera compilación, ‘Metal Massacre’.

Mientras que él puede hacer para ayudar a los titulares de acabar con Napster, o con una colección de arte ridículamente caro, las contribuciones de Ulrich a Metallica son lo que lo convirtió en leyenda real del metal han hecho.  

Es esa base del ritmo, que sirve como la columna vertebral del sonido característico de Metallica, y en honor de Ulrich, le damos nuestras elecciones para los 10 mejores pistas de batería de Metallica:

Blackened

Si tambor, usted sabe lo difícil que la canción de apertura de “… And Justice for All ‘es. Ulrich hace magistralmente el sonido de sus tambores como si estuvieran llevando la carga en lugar de sentarse a mantener el ritmo.

‘Blackened’ es mosh inductor y una de las razones de esto es porque el sonido del tambor de la firma de Ulrich.

Motorbreath

Desde el principio, el “Motorbreath ‘single’ Kill ‘Em All’ es fácilmente uno de nuestros momentos favoritos Ulrich. Durante cinco segundos, el centro de atención está en la batería y sienta las bases para el resto de la canción.

Thrash riffs de guitarra y voces asesinas complementan el ritmo dinámico que Ulrich crea para toda la canción.

Disposable Heroes

En “Disposable Heroes ‘de 1986 de’ Master of Puppets ‘, Ulrich coincide con la intensidad de los riffs de guitarra y las voces de James Hetfield con sus propios tambores apabullantes.

Si usted pone esta canción y no encuentra el deseo de comenzar de inmediato con aire tambores, es posible que desee revisar su pulso.

De Wolf and Man

A partir de guitarras fornido, no pasó mucho tiempo para Ulrich para producir una cadencia palpitante que te obliga a poner su puño en el aire y la bomba con el ritmo. Ese ritmo continúa a lo largo de toda la canción.

No hay nada de lujos, con esta canción, pero es un ejemplo perfecto de la ferocidad de Ulrich detrás de la batería. 

My Apocalypse

Con el cierre, y la más corta, pista de Metallica ‘Death Magnetic‘, la banda desentierra las raíces del movimiento de piernas y soltó un no parar, canción de rock en-su-cara. Intensas letras, guitarras rápidas y la ira pura hacen de esta una canción digna para cualquier fan del metal.

El tiro en golpes de tambor brutales y rápidas de Ulrich y usted tiene una de sus mejores melodías de percusión en los últimos 30 años.

Si alguna vez has visto actuar esta canción en vivo sabes la cantidad de energía que se necesita, y siempre supera las expectativas.

My World

No hay duda de que Ulrich es el centro de atención en el álbum altamente controversial de la banda, ‘St. Anger.

Durante los primeros 40 segundos de ‘My World’, que es fácil de olvidar todos los demás miembros de la banda y se centran sólo en el sonido vicioso del baterista.

El tambor se llena cada grieta y Ulrich hace su caso de por qué ‘St. Anger ‘merece un segundo – o tercer o cuarto – escuchar.

Fin de Dyer

Tal vez el ejemplo supremo de la intensidad pura y extraordinaria de Ulrich proviene de la canción de cierre de 1988 de ‘… And Justice for All “.

No ocultar nada, desde el principio hasta el largo de los versos al final de la canción. Ulrich ofrece más de cinco minutos sin parar, pura locura.

Combatir el fuego con fuego

A partir de una apertura acústica hermosa, nadie sabía lo que había en la tienda para ellos la primera vez que escucharon “combatir el fuego con fuego. ‘

A eso de las 40 segunda marca, Hetfield y compañía explosión en una severa dura, thrash sintonía casi perfecta. La capacidad de Ulrich de no sólo establecer una base pero que sea para toda la canción es absolutamente mágico. Al final de esta canción, te sientes como si tuvieras el viento golpeó fuera de usted.

Battery

Al igual que en “combatir el fuego con fuego ‘,’ Batería ‘no acaba de mostrar todas sus cartas hasta unos 40 segundos en él.

Como las guitarras rasgar en riffs aplastantes, Ulrich hace que todo esté tan intensa como sea posible con los tambores. En 1:16, él las lágrimas en su ritmo de thrash y no poco lento.

One

No puede haber discusión sobre Ulrich y su sonido de batería sin mención de la épica y muy dinámico ‘One’. Incluso con los coros semi-suaves, Ulrich mantiene las cosas pesadas con los gustos del contrabajo.

Esas pequeñas explosiones se convierten en explosiones completo en cerca de la marca de 4:20 cuando comienza una de las secciones de batería más legendarios de todos los tiempos.

No sólo es esta canción indicativa de conocida potencia de batería de Ulrich, sino que también demuestra por qué es uno de los mejores bateristas de rock hoy en día.

Cual de estas canciones es tu favorita?Espero que esta seleccion de mejores canciones sea de tu agrado.

TURN THE PAGE

Written by  on abril 2, 2012
EP Parte 1
Turn the Page Escuchar
Bleeding Me (Live) Escuchar
Stone Cold Crazy (Live) Escuchar
The Wait (Live) Escuchar
EP Parte 2
Turn the Page Escuchar
Damage, Inc. (Live) Escuchar
Fuel (Video) Escuchar
Miembros
James Hetfield – Guitarrra, Voz
Lars Ulrich – Bateria
Kirk Hammett – Guitarrra
Jason Newsted – Bajista
 16 de Noviembre, 1998

FUEL

Written by  on abril 2, 2012
 


Canciones
Fuel Escuchar
Sad But True (Live) Escuchar
Nothing Else Matters (Live) Escuchar
Wherever I May Roam (Live) Escuchar
One (Live) Escuchar
Until It Sleeps (Live) Escuchar
Fuel (Live) Escuchar
Fuel (Demo) Escuchar
Miembros
James Hetfield – Guitarrra, Voz
Lars Ulrich – Bateria
Kirk Hammett – Guitarrra
Jason Newsted – Bajista
22 de junio, 1998

THE ANTIPODEAN TOUR EDITION

Written by  on abril 2, 2012

 

Canciones
Bleeding Me (Live) Escuchar
Stone Cold Crazy (Live) Escuchar
The Wait (Live) Escuchar
Damage, Inc. (Live) Escuchar
Miembros
James Hetfield – Guitarrra, Voz
Lars Ulrich – Bateria
Kirk Hammett – Guitarrra
Jason Newsted – Bajista
1998